Voluntarios

Marzo 20th, 2003

Mi buen amigo Rafael Morales de las Heras, en su artículo titulado“CHAPAPOTE EN LA MATALLANA” publicado en el número anterior de esta publicación, nos ha hecho una radiografía bastante expresiva de lo “guarro” que somos los loreños para con nuestro entorno y, en especial, con la Matallana, incitando a la creación de voluntariados que, al igual que se vá a recoger “chapapote” a Galicia, pués nos dediquemos a recoger las basuras que dejan nuestros congéneres en este espacio privilegiado de “La Matallana”.

Recogo y me identifico con su inquietud, amigo Rafael, para que tengamos en un futuro un pueblo y unos espacios públicos mas limpios, pero disiento en que la solución sea recoger la basura que generamos como si esta fuera “chapapote”. El simil no lo creo de lo más acertado. El chapapote vino de improviso y atacó las económias de los mariscadores/as y pescadores gallegos, que se vieron de la noche a la mañana sin nada y ávidos de ayuda. La basura de nuestra Lora la generamos personas como Vd. y yo, desaprensivos, sin conciencia ni pulcritud y esta actitud desconsiderada para con lo público no se soluciona con una campaña de voluntarios recogiendo basuras. En el caso de Matallana, son muchas las campañas que desde las asociaciones y los colegios programamos para inculcar a los niños y no tan niños, la necesidad de mantener limpio nuestro entorno. Campañas que dirigimos a los niños y jóvenes, las personas del futuro, para inculcarles nuevos valores de civismo y convivencia social, pero disiento de Vd. en que se utilice al voluntariado para suplir las responsabilidades de cada uno y de la Administración para mantener nuestro pueblo limpio.

La Asociación de Amigos de Matallana, (AMUD-EeA), de la que soy su presidente, ha venido programando salidas con chavales, editando folletos, programando cursos y desarrollando proyectos tendentes a inculcar en la población un mayor respeto hacía el medio ambiente y nuestra Matallana. También hemos solicitado la colaboración de nuestra Administración para que se colocaran contenedores de basuras en los caminos de accesos a Matallana, se regulara un servicio de limpieza en esta Dehesa Pública, y se pusiera en marcha un servicio de vigilancia y prevención, sin que hasta el momento, cuatro años después de presentar ese proyecto, hayamos obtenido respuesta alguna. El voluntariado no puede suplir la falta de actuación y atención de las administraciones para con lo público, pero sí llamar la atención de esta para que atienda las demandas de los ciudadanos, cuando el problema, entiendo yo, se encuentra en la dejadez e inactividad de nuestros gobernantes y la falta de concienciación de una gran parte de la población en el cuidado y buen uso de los espacios públicos.

Para ilustrarle esta afirmación, basta referirnos a la actuación que en materia de medio ambiente ha llevado en nuestro pueblo el gobierno municipal que nos representa.

En los cuatro últimos años, y no digamos nada de los anteriores, nuestros representantes políticos no han presentado a las Administraciónes Públicas Autónomica ó Central ni un solo proyecto subvencionable, ni uno solo, para el desarrollo de actividades de educación ambiental, Voluntariado participativo, regeneración de espacios públicos como “Matallana”, creación de infraestructuras de uso público en espacios rurales susceptibles de recuperación, etc. Tampoco han atendido las iniciativas planteadas por la Asociación AMUD-EeA para el aprovechamiento de recursos ociosos bajo la titularidad del Ayuntamiento de Lora del Río, como es el caso de la antigua Casa Forestal de Matallana, hoy en día en ruinas ó el propio Destacamento Militar, con una propuesta de uso realizada hace dos años por la Universidad Pública Pablo de Olavide en colaboración con AMUD-EeA, para la impartición de Cursos de Postgrado , instalación de un Laboratorio Científico, Residencia Universitaria, creación de un Campus de estudios y promoción de la Economía Social y demás instalaciones anexas, que al día de hoy y a pesar del tiempo transcurrido, aún se está a la espera de que nuestro Ayuntamiento firme el convenio de colaboración con la citada Univesidad. Por el contrario, el Ayuntamiento de Carmona estuvo avispado y cazó estas iniciativas al vuelo. Hace un mes aproximadamente, tras enterarse de las intenciones de la Pablo de Olavide, firmó un convenio de colaboración con la citada Universidad y ha ofrecido una Casa Palacio como sede provisional para ubicar los cursos de Postgrado y la sede universitaria de futuros congresos, seminarios y masters, hasta tanto se construye una nueva sede. Lo que al Ayuntamiento de Lora del Río le lleva 2 años, al de Carmona le ha bastado solamente 2 meses para darse cuenta de los beneficios que trae consigo la colaboración con una Institución Universitaria.

En lo referente al voluntariado del “chapapote”, el Ayuntamiento de Lora del Río ha negado la colaboración económica que desde AMUD-EeA se ha solicitado para financiar en parte los gastos de los voluntarios de Lora que han participado en las tres marchas que hemos realizado a Galicia. Han tenido que ser fondos económicos aportados por otros Ayuntamientos y por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, los que han sufragado estos gastos. Por el contrario AMUD-EeA, en sus cuatro años de existencia ha invertido mas de 15.000 Euros en los cuantiosos programas, proyectos, cursos, publicaciones y actuaciones realizadas en Lora del Río, sin recibir ninguna subvención económica por parte de nuestro Ayuntamiento.

Por ello amigo Rafael, la basura ó el “chapapote” de Matallana, como tu lo llamas, no se soluciona con crear grupos de voluntarios para que nos recojan a cada uno de nosotros la “caquita” que esparcimos en nuestros momentos de asueto en tan emblemático lugar. Lora del Río tiene otro “chapapote” que lidiar, “el humano”, para cambiar la actitud pasiva de quienes nos gobiernan ante los problemas de diario. La fecha para este cambio está fijada, el próximo 25 de Mayo, voluntaria y colectivamente como pueblo de Lora que somos todos podemos hacerlo. El reto está servido.

Por último, una recomendación, visiten el Parque Peri-urbano de “Los Cabezos”, en Palma del Río, a tan solo 1 km por la carretera de Palma del Río a Hornachuelos y comparen este espacio y sus servicios con el de Matallana, así como el comportamiento de las gentes que lo utilizan. Se quedaran encantados, garantizado.

La Grandeza del Voluntariado

Marzo 10th, 2003

En muchas ocasiones, en los medios de comunicación nos topamos con noticias acerca de la participación de numerosos voluntarios en campañas diversas, principalmente a favor del denominado tercer mundo. Otro tipo de voluntariado, el denominado social, está teniendo lugar en nuestras ciudades, cuidando de mayores sin recursos, participando en asociaciones de todo tipo con la exclusiva finalidad de servir al prójimo sin esperar nada a cambio. El voluntariado en España es al día de hoy un verdadero ejército pacífico de personas desinteresadas, que prestan parte de su tiempo libre para cubrir las necesidades físicas y morales de otras personas ó ayudando a la colectividad ante catástrofes naturales ó producidas por el hombre, como recientemente ha sido el vertido del “Prestige", que ha llenado de “chapapote” las costas Gallegas.

En mi estancia en Galicia, como voluntario en las tareas de limpieza de las costas gallegas, he podido comprobar la grandeza del voluntariado anónimo; personas de todas las partes de España, e incluso de países distantes de nosotros, de otras culturas, que abnegadamente se han entregado a sacar con sus manos el petróleo que ha minado la riqueza de las rías gallegas y llevado al paro forzoso a los pescadores y mariscadores/as de la zona. Miles de personas, son las que han pasado por los centros de acogimiento del voluntariado de Galicia desde el hundimiento del “Prestigie". Durante estos tres últimos meses, jóvenes y mayores, se han volcado con sus manos en sacar de las playas y de los acantilados el negro “chapapote", entre fuertes vendavales y aguaceros, aún a riesgo de poner en peligro su salud. Sin la participación de estos voluntarios, seguramente las costas gallegas presentarían al día de hoy el aspecto negro y pestilente de las sucesivas mareas negras del Prestige.

La participación en acciones de voluntariado tienen otra dimensión aparte de la meramente prestadora de un servicio a la colectividad. El aspecto humano, la convivencia entre las personas, el entablar nuevos lazos de amistad entre personas que se han conocido apenas unos instantes antes y que deben convivir en un espacio y en unas circunstancias desconocidos hasta entonces para ellos, fuera de su entorno familiar y donde el individuo, la persona en sí, se presta y presta todo lo que en realidad es y tiene.

En Lora del Río existen instituciones que desarrollan actividades de voluntariado. La mas significativa es Cáritas, pero existen otras Asociaciones como la “Asociación Loreña de Ayuda al Pueblo Saharaui", la Asociación de “Acogida de niños Rusos” ó la Asociación de Amigos de Matallana “AMUD-EeA", que todos los años programan actividades de voluntariado que pueden resultaros interesantes. Esta última lleva a cabo los denominados “Campos de Trabajo Medio Ambientales", donde los voluntarios a cambio de una formación ó una estancia en nuestro pueblo, desarrollan trabajos en el Medio Ambiente Urbano y Rural. La Asociación de Amigos de Matallana ha sido precisamente la que ha coordinado las tres campañas de voluntarios de Lora del Río que durante los meses de Diciembre, Enero y Febrero pasados han estado ayudando al pueblo Gallego en las limpiezas de sus playas. Para todos ellos, anónimos que no piden nada a cambio, nuestro reconocimiento y agradecimiento.

Pedro Juan González Rejinfo, es presidente de la Asociación de Amigos y Usuarios de la Dehesa Matallana de Lora del Río (AMUD-EeA) y miembro de la Red de Voluntarios Medio Ambientales de Andalucía.