EL PASO ¿QUÉ PASO?

Junio 6th, 2013

Seis meses se han cumplido desde que el Ministerio de Fomento requirió del Ayuntamiento de Lora del Río la cesión de 200 metros cuadrados de terreno a la entrada Norte del proyectado Paso Subterráneo de Hytasa y cinco años desde que se iniciaran las primeras gestiones reclamando la construcción de éste. Lo que allá por el mes de Diciembre no iba a suponer problema alguno para que Lora del Río pudiera disponer de un nuevo acceso en lo que antaño fue el Paso a Nivel de Hytasa, hoy por hoy es todo un hándicap a superar para que Lora del Río pueda disponer de este proyecto de obras.

Tan solo 200 metros cuadrados de suelo; lo que ocupa una vivienda de tipo medio, puestos a disposición en un documento de cesión de libre uso a favor del Ministerio de Fomento para que se puedan acometer las obras del Paso Subterráneo por su entrada Norte dificultan que la población de Lora del Río pueda sumar a sus infraestructuras viarias un nuevo acceso peatonal y para vehículos ligeros, que supondría una inversión en la zona cercana a los dos millones y medio de euros; nada despreciables por otro lado en estos momentos de grave crisis económica.

En estos tiempos que corren, en que hemos dado a conocer al mundo nuestras virtudes y buen hacer en el aspecto gastronómico; artistas donde los haya en el degustar de tapas y viandas; inmejorables en la promoción de nuestras riquísimas migas camperas y hasta innovadores en promocionar y dar a conocer a la población el arte de cortar el jamón, sobre todo cuando hay que racionar debidamente este suculento bocado en los tiempos que corren, nuestros munícipes aún no han encontrado la solución adecuada para ofrecer al Ministerio de Fomento esos 200 metros cuadrados de suelo que proyectaría un nuevo abanico de posibilidades a sus habitantes.

Los concejales que nos representan en el Ayuntamiento, sin distinción alguna, han reconocido en varias ocasiones lo irracional y sumamente especulativo que ha resultado ser el Plan General de Ordenación Urbana de Lora del Río, hasta tal punto que pasados 8 años desde su aprobación no se han cumplido ninguna de sus previsiones. Al dejar el desarrollo de los suelos y de los sistemas generales de nuevas infraestructuras en manos de la iniciativa privada y, acabado el manjar de la especulación urbanística en el que se sustentaba nuestro desarrollo urbano y económico nos encontramos a día de hoy con un Plan General inviable técnicamente y plagado de condicionantes de todo tipo, hasta tal punto que todos los Grupos Municipales en el Ayuntamiento de Lora del Río se han pronunciado a favor de su modificación.

El Paso Subterráneo de Hytasa es una de las pocas infraestructuras programadas por el Plan General de Ordenación Urbana que sí es viable tanto económica como socialmente, al conjugar la iniciativa pública representada por nuestro Ayuntamiento y el Ministerio de Fomento, con la iniciativa privada, representada por la propiedad de la antigua fábrica de Hytasa. Ningún otro proyecto de inversión de esta envergadura resulta ser más viable a día de hoy, ni levanta mayor proyección de desarrollo económico. Además concentra toda una actividad de desarrollo urbanístico en una franja de terreno colindante con el núcleo urbano y con disponibilidad de conexión de todos los servicios básicos; agua, luz, alcantarillado, viarios urbanos e inter-comarcales.

Considerando los razonamientos expuestos, ¿a qué espera entonces el equipo de gobierno municipal, tripartito a más señas: P.A. – P.SO.E. – I.U. para ceder los 200 metros cuadrados de suelo al Ministerio de Fomento? ¿Qué se lo impide?. ¿Acaso no es esa una buena oportunidad de desarrollo y proyección social y económica para nuestro pueblo?. ¿Quién responde?.

URBANISMO A LA CARTA EN LORA DEL RIO

Diciembre 7th, 2012

Una nueva innovación en el desarrollo urbanístico de nuestro pueblo viene a llamar la atención de los que de algún modo nos involucramos en la defensa de lo público y del desarrollo sostenible de nuestro municipio.

Por estas fechas, el Ayuntamiento de Lora del Río ha sacado a conocimiento público el reformado del Plan Parcial SURB R.1.10. Para los que no tienen ni idea de lo que significa esta denominación, decir que lo que se pretende en esencia, es partir en dos la urbanización que estaba prevista realizar entre la calle Betis (Las Viñas I Fase) y la margen derecha del río Guadalquivir, de tal manera que lo que quiere la propiedad es desarrollar primero el frontal de la calle Betis (el terreno bueno para urbanizar) y dejar para más adelante el suelo más problemático y de más difícil desarrollo, ó sea aquél donde se pretende realizar las nuevas instalaciones deportivas, la ampliación del recinto ferial y los sistemas de servicios generales de interés público.

Esta nueva maniobra urbanística no es nueva, ni ilegal, ya que un Plan Parcial se puede dividir en varias actuaciones urbanísticas, siempre que el resultado final permita garantizar el equilibrio de beneficios y cargas para la población y los propietarios del suelo, en base a lo que dicta cada Plan Urbanístico.

Ahora bien, la experiencia nos dice que no siempre es así y en Lora tenemos un caso llamativo, tal fue la urbanización de los terrenos de Residencial Virgen de Setefilla, que partió precisamente de una división en dos actuaciones del Plan Parcial de aquella zona, de tal modo que la constructora se quedó con el bocado de suelo bueno, desprendiéndose del resto, bastante más problemático, como eran los suelos ubicados en los aledaños del Castillo Árabe y la antigua fábrica de losetas del castillo. El resultado final y sus consecuencias es bastante conocido y comentado por la población.

Precisamente esa injusta distribución de beneficios y cargas es lo que dejó al descubierto el desarrollo urbanístico de Residencial Virgen de Setefilla, de tal modo que urbanizar hoy en día los aledaños del Castillo y el suelo de la antigua fábrica de losetas resulta económicamente inviable, además de los más de cuatro millones y medio de euros del bolsillo de todos los contribuyentes que se han tenido que dedicar para, según dicen nuestros gobernantes locales y autonómicos, salvar la zona de futuras inundaciones del Guadalquivir y con ello hacerla habitable.

Para que no se vuelvan a reproducir los nefastos resultados habidos con el desarrollo de los suelos de Residencial Virgen de Setefilla, se hace preciso garantizar precisamente ese equilibrio de beneficios y cargas entre las Unidades de Actuación resultante de la división que se pretende realizar, referido al sector del suelo ubicado entre la calle Betis y la margen derecha del Guadalquivir; inclusive, su participación proporcional en el desarrollo de los sistemas generales del municipio, debiéndose garantizar el cumplimiento de la legislación ambiental, mediante su sometimiento a la Ley de Gestión Integral de Calidad Ambiental, de tal modo que las Unidades de Actuación resultantes tras la partición del sector puedan desarrollarse por sí independientemente la una de la otra. Esto último es lo que no se contempla, ni se garantiza en el estudio económico del proyecto de reformado, por lo que posiblemente estamos ante una actuación urbanística que si se llega a aprobar puede repetir los nefatos resultados obtenidos en el Sector de suelo de la urbanización Residencial Virgen de Setefilla y por lo tanto suponer una carga más sobre los apaleados bolsillos de los loreños.

Así que visto lo visto y la experiencia negativa acumulada, más vale que el equipo de gobierno se garantice de algún modo el cumplimiento de la justa distribución de beneficios y cargas, por el bien de los propietarios de los suelos y de la población en general, pues de ello va a depender que se puedan desarrollar convenientemente el resto del suelo resultante tras la partición del sector en dos unidades de actuación tan distintas la una de la otra y sobre todo, el que Lora del Río pueda disponer en un futuro de las nuevas instalaciones deportivas proyectadas ó la ampliación del recinto ferial, sin que los bolsillos de los loreños se tengan que hipotecar más aún de lo que ya están.

Otro punto importante, es la contribución de las Unidades de Actuación resultantes al desarrollo del trazado alternativo de las Vías Pecuarias que discurren por el núcleo urbano. Este trazado alternativo discurre por la margen derecha del Guadalquivir, hasta la interconexión con la cañada Real del Mármol, a la altura de la fábrica de abonos Agrifluide. El reformado que se presenta no hace mención alguna a ello, por lo que no se garantiza en absoluto que este nuevo viario “verde” pueda continuar ejecutándose a la vez que se desarrolla el Plan General, máxime si los nuevos desarrollos urbanísticos no liberan el suelo necesario para su ejecución. En este caso, el tiempo nos dará ó quitará la razón.

Finalmente, se sigue echando en falta una real Participación Ciudadana en los asuntos públicos, a través de los Consejos Sectoriales que siguen sin convocarse. Quizás un debate y pronunciamiento del Consejo Sectorial de Urbanismo y Vivienda en este tema sería bastante positivo para que no se vuelvan a repetir episodios pasados.