ABSTINENCIA DEMOCRÁTICA

Junio 9th, 2009

Hoy y mañana se harán análisis de justificación de los resultados de los comicios europeos del 7/junio/2009, cuya corriente conservadora es manifiesta, sucediéndose a través de la soberanía popular, las alternancias naturales en unas elecciones democráticas.

Se llevaran a cabo múltiples interpretaciones, comparaciones con los resultados de otras elecciones propias, y de los resultados en los distintos feudos autonómicos o provinciales, pero lo esencial de esta convocatoria, ha sido el desaliento del electorado y la escasísima participación para la elección de un Parlamento Europeo que cuenta con un total de 736 escaños, de los cuales 50 serán españoles. La participación ha sido del 43’01% de media europea, y de un 46% en España.
Es probable que se quite importancia a la poca participación, haciendo hincapié en los resultados obtenidos, en porqué se han perdido o ganado escaños, por los que han concurrido a estas elecciones.

Muchos electores ven este Parlamento como algo testimonial y con poca efectividad en la resolución de los problemas de los ciudadanos europeos, como el cementerio de elefantes a donde acaban los que han cumplido con sus partidos políticos. Como aquí no se jubila nadie.

En conjunto, fueron a votar cuatro de cada diez electores y, ello refleja una falta de confianza del votante en sus representantes. También ha de tenerse en cuenta la farragosa campaña que los dos principales partidos políticos han protagonizado aquí en España, haciéndose reproches mutuos y no respetando al ciudadano que les coloca con sus votos en esa posición de representación popular, ignorando que el elector no es estúpido, y que quiere saber las propuestas que una u otra opción elevaran, en nombre del pueblo español, en el Parlamento Europeo por la defensa de sus intereses.

Ahora todos están contentos con los resultados obtenidos, sin embargo, la sociedad democrática no ha ganado, sino perdido, pues la respuesta del votante que habló sin votar, es de descontento, desinterés y desconfianza. Estas circunstancias son negativas para cualquier democracia.

Toda este desengaño europeísta está además avalado por la crisis en general, y en particular, por el deterioro económico de casi todos los sectores productivos de nuestro país, los cupos de leche, la huerta española, el algodón, la remolacha, los precios de los productos básicos en origen, los caladeros donde a los españoles nos dejan pescar, las naranjas, el aceite entre otros, y así todos los productos españoles, a cuyos productores unos y otros gobiernos españoles están volviendo la espalda.
En Europa han de defenderse nuestros intereses y relacionarnos con los mejores, con los que mas peso político tengan.

Los representantes en Europa tienen que conectar con los electores, trasmitirles que estos órganos son útiles y necesarios, el porqué de acudir a votar, cual es la importancia substancial del desarrollo de la Unión Europea y lo esencialmente democrático que resulta el voto personal, libre, directo y secreto.

En nuestra Europa y en los países democráticos que la constituyen, tanta abstención debería hacer saltar las alarmas. No pueden sentirse representantes de pleno derecho con tan poca afluencia de votantes a las urnas. No será una democracia representativa, ni estará plenamente legitimada, aquella que no convence al mayor número de electores de la importancia de su voto.

Puede que los partidos políticos estén olvidando las funciones que le son propias y, no es aceptable que se ignore la dimensión negativa de la abstención, ni por ellos, ni tampoco por los medios de comunicación.
PEC. Junio/2009

A TORO PASAO

Junio 4th, 2009

La feria cada uno la cuenta según le va. Dependiendo con quien hables, la feria estuvo mejor, o peor, de lo que se esperaba, que hubo más o menos gente, que se fueron muchos vecinos a la playa…. En mi opinión, y puede haber muchas, estuvo como suele estar. Bien. Unas casetas tuvieron más ambiente y contaron con más presencia de jóvenes, otras contaron con un público más adulto.

Hubo casetas que pusieron los precios más populares, otras beneficiaban a sus socios con descuentos. Unas fueron más visitadas que otras, pero por lo general en casi todas, la entrada fue permitida, exceptuando algunas que son más determinantes respecto a esto y no permiten el paso a los no socios de la caseta. Respetable.

Lo básico supongo que es acudir relajado y adoptar una disposición positiva a pasarlo bien, rodearte de un grupo de amigos, reencontrarte con tus vecinos, aceptando que tendrás que pagar un “precio” poco habitual por ello y asumiendo que son solo cuatro días al año.

Un buen amigo decía “veinte minutos parado en el paseo, veinticinco euros que te ahorras”, y es una afirmación irrefutable que tiene su miga.

Te acercas a la barra y pides unas copas y unas raciones para ti y los que te acompañan, no prestando demasiada atención a los precios, que están más o menos claros, aunque constatado está que, si te descuidas, te pueden apuntar catorce euros por una ración que vale doce, o en la suma total se equivocan de más, pudiendo estar justificadas estas equivocaciones –que no son habituales- por el cansancio de tantos días de trabajo seguidos de aquellos que nos atienden.

Los precios en una feria no es que sean precisamente muy populares y, resulta insólito, en días en que estas especialmente relajado, tener que estar pendiente de una cuenta con varias cifras por cautela de pagar tamañas equivocaciones. De cualquier modo, a los que no tenemos un duro es que todo nos parece caro.

Descarto de estas observaciones a la mayoría de los reposteros de mi feria, que son unos excelentes profesionales del ramo aunque, como diría un compatriota catalán, la pela es la pela.

Convendría una popularización de los precios y una optimización del servicio al consumidor, de lo contrario estas fiestas podrían celebrarlas mucha mas gente en la playa, o en la montaña.

Otra cuestión que llamó mi atención, en determinada caseta, es la manipulación de vinos de Córdoba, montillas, en briks de 5 litros, supongo que para la elaboración de los rebujitos.
No suelo tomarlo y tenía entendido que un rebujito era la combinación de hielo, manzanilla y refresco de lima-limón. Supongo que habrá mucha gente a la que le gusta esta otra combinación y se está modificando la tendencia consumidora de manzanilla.

Se agradece la presencia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a través de un considerable despliegue de patrulleros y agentes, asegurando la tranquilidad festiva a los asistentes aunque, puede que algunos visitantes se llevaran una impresión equivocada de nuestra fiesta.

Respecto al fin de fiesta, con los tradicionales fuegos de artificio, tengo la impresión que afectó negativamente la crisis financiera a la apuesta por los petardos. Sustancialmente breve.

Aparte de estas situaciones que resultan anecdóticas, conviene detallar que muchos de los que nos visitan viven nuestra fiesta muy positivamente, experimentando una forma de divertirse y de relacionarse diferente a la que tienen en sus lugares de procedencia. Aquí, y con nosotros, se sienten cómodos y bien acogidos, dicen: “esta feria es que tiene muy buen ambiente”.

No los voy a contradecir, no obstante, las impresiones positivas que se llevan los que nos visitan, tienen relación directa con el trato que el loreño ofrece, reconociendo a mis vecinos como un pueblo noble, hospitalario, cortés, educado, amable con todo el mundo, y especialmente, con el que nos visita.

PEC. Junio/2009