Andalucía la que divierte…

Julio 20th, 2013

….” Andalucía la que divierte/ tiene siglos de resignación/ y vende penas a los señores/ que compran risas por su dolor…”
SALVADOR TAVORA/PEPE SUERO
Es posible que José Suero no les diga nada, ni tampoco Pepe Suero, hijo de este pueblo de Lora del Río que le vio nacer, murió el día 5 de Julio, pero es para algunos o muchos, según se mire, un grande de esta Andalucía que llevamos en el corazón. Pepe era un cantautor y una de las voces más críticas del mundo artístico andaluz, se forja a finales de la dictadura y obtiene un gran éxito con “Andalucía la que divierte” en 1978, luego sería: “Mi tierra es un potro” en 1982, siguiendo después: “Andalucía en la Memoria” y más tarde una recopilación en: “Por la Paz” en 2010, ha muerto este Viernes pasado en Sevilla, su estado de salud era muy delicado.
Pepe nació en Lora del Río el año 1947, compone la mayoría de sus canciones, muchas de estas cargadas de denuncia contra las injusticias sufridas por los jornaleros o los inmigrantes, pero también interpreta a los poetas andaluces con los cuales se identificaba, desde Bécquer a Miguel Hernández, Antonio Machado o Rafael Alberti, también hizo sus pinitos en el flamenco de la compañía del Lebrijano y con Salvador Távora en el teatro La Cuadra.
Pepe, naciendo en Lora, estaba afincado en el barrio sevillano del Cerro del Águila. Era un cantautor andalú que dedicó su vida a transmitir los valores más apreciados del “ser andalú”, la solidaridad, la paz, la dignidad de los jornaleros, tan actuales, el apoyo al emigrante, la amistad y la lucha contra el racismo.
Un experto en su obra: José C. Cárdenas, Suero era, por su mezcla de poesía y compromiso social, el “Víctor Jara de Andalucía”, en referencia al cantautor chileno asesinado en la dictadura de Pinochet. “Pepe Suero vendía 300.000 discos cuando Camarón vendía 30.000” decía Paco Tovar en un homenaje a nuestro paisano.
Suero no era flamenco pero “dialogaba a fondo con el cante jondo”. Manuel Martín Martín decía de él que era “muy crítico con el régimen” y consigo mismo. Tenía un respeto muy grande por el flamenco, pero como siempre su tierra no hizo todo lo que debiera, en los años 70 cuando todos miraban para Madrid y Barcelona, el miraba pa su Tierra.
En 2006, por fin, se acuerdan de Pepe y le dan la medalla de Andalucía en reconocimiento a su trayectoria y tras una campaña popular de recogida de firmas en la que se implican sus seguidores y amigos, por sus valores, por su amor a esta Tierra, por sus canciones llenas de garra y compromiso. Su flauta, vaya flauta, sus manos no se movían, no tapaba los pequeños agujeros, sino que volaban increíblemente, era todo un tocaor nato de este instrumento, y además todos coinciden que era muy buena gente. Tuvo la mala suerte que compartiera ceremonia, mira que, con la Duquesa de Alba, gran latifundista de Andalucía y mucho subvencionada de los dineros que manda Bruselas. Los jornaleros de SOC estuvieron aquel día en la puerta y protestaron ruidosamente por esta concesión a la Grande de España, algunos aconsejamos a Pepe que devolviera la medalla, la razón es bien sencilla, cómo iba a estar Pepe en el mismo barco que la Duquesa.
“Andalucía la que divierte” fue por su boca y gritar desgarrado un himno de la Andalucía popular, la canción compuesta por Salvador Távora tiene más fuerza que todo el articulado del Estatuto de Autonomía. “ Con Salvador” dice en sus manifestaciones Pepe, que hizo muchas cosas. Como anécdota y estando en Lebrija, Pepe era así, Pepe sale al escenario y viendo que no hay sillas, se sienta en el suelo, y se pone a tocar un taranto con la flauta. Fue el primero en utilizar la flauta en las cosas del flamenco y el primero junto con su amigo Gualberto en sentarse en el suelo en actuación.
Mucho tiempo estaríamos hablando de nuestro amigo Pepe, aquí en Lora le recuerdo en varias actuaciones, una de ellas y patrocinada por la Asociación Cultural en la Peña del Laurel. También y cómo no me voy a a acordar, vino a Lora a la presentación de la candidatura de Izquierda Andaluza en las elecciones locales, Él y dos guitarristas amenizaron de manera maravillosa aquella velada, luego en el bar de “Jumilla” de grato recuerdo charlamos hasta la saciedad. Me acuerdo que estuvo en mi casa, y le enseñé el disco de vinilo que de él conservaba, me manifestó que no lo tenía, yo se lo ofrecí, sin embargo no quiso cogerlo, lástima, hoy y ahora lo tengo en mis manos, debería haberle insistido.
Que bueno Pepe, que no te olvidamos, y si hay gente que aquí en tu pueblo no te conocen, creo que ha llegado el momento de que hagan un poquito de memoria histórica. Pepe que la Paz sea contigo, “ A la pá é Dio, hermano..”

Las tres espinas…

Julio 20th, 2013

“Andalucía, la que divierte/grabao a fuego llevas un puñal”
PEPE SUERO No es una acacia, ni siquiera un árbol vulgar, es el Sur, aquella porción de tierra admirada por todos los pueblos del Mediterráneo, por nuestro Mare Nostrum, es aquel País Andalú que sacó de la manga Manuel Ruiz Lagos, aquél genial andalucista y luego jamás se supo, duró cuatro días y luego aquellos clamores fueron barridos como las arenas del desierto, duran lo que duran las arenas de las dunas en el desierto azotadas por los aires del siroco.
Vemos el mapa de la Iberia nación, y descubrimos sus Comunidades y nos enseñan las vergonzantes estadísticas y ahí está Andalucía, que destaca por su porcentaje en el paro, somos los mejores en estar en la cola, como antaño y este hombre Griñan saca de la chistera un pacto, no un conejito, se le ocurre un pacto para encantarnos con su buenísmo, un pacto con el que convencer a los partidos y a la ciudadanía, ellos que han pasado por los tiempos buenos y menos buenos y no han sido capaces de sacar a esta tierra del fondo en que se encuentra, o sí ?. Cómo hacer esto creíble, cómo son fiables estos partidos que un día hicieron un pacto sí, pero un pacto en el cual Andalucía tenía las de perder. Hoy, Andalucía tiene tres espinas, clavaítas en su corazón, la de la crisis que parece ser que es globalizada, la de aquellos que esquilman sus riquezas y por tanto no gestionan como deben su patrimonio, y la última, ésta en mi opinión es la más grave, se trata de la de siempre, de esta Andalucía que hace mucho tiempo que dejó de ser protagonista de sus destinos y sólo existe para aquellas cosas que planean otros desde arriba.
La espina de la Crisis que nos afecta como a todo el mundo, es una crisis marcada por la globalización que afecta a las personas y a los estados, clavada directamente en los viejos estados europeos y su punta de lanza los USA, la crisis se caracteriza principalmente por la libertad y la concentración del dinero en pocas manos y el cierre de fronteras para las posibilidades de aquello que convinimos en llamar del Tercer Mundo, por lo tanto la espina es bastante gorda y cuesta mucho la comprensión de su dolor, es una espina última que conlleva sacarse las dos anteriores que no hemos tratado aún, si logramos sacarnos las que nos quedan en mi opinión es posible hacerlo de un golpazo, ésta que nos afecta y que quitado el velo de la Andalucía Imparable del Chaves que nos tenía velados con la cultura fantasmal del ladrillo.
Nuestra segunda espina, es de aquellos que un día decidieron que Andalucía como antaño siguiera siendo tercermundista, que tenía que seguir ahí como mano de obra barata de un capitalismo rancio y trasnochado, por eso tiene sus mejores obras e infraestructuras mirando al Norte y no importa la vertebración de Andalucía, en una nueva versión del diseño de la división en provincias, todo ello aderezado con las políticas del PER coyuntural. Otros pactos que decidieron que había que desmantelar el tejido industrial andalú, así hemos visto la dolorosa destrucción de las fábricas de azúcar a lo largo del trayecto de Córdoba a Sevilla, la de Villarrubia que era descomunal y daba empleo en los meses del verano puede ser un ejemplo. Unos pactos que decidieron reducir la agricultura andaluza a su mínima expresión, hoy tenemos varios monocultivos y con el agravante que si uno se suprimiera, como ejemplo el sector de los cítricos, la naranja, íbamos a saber lo que es una crisis, porque a esta gente que nos gestionan políticamente le ha venido “como anillo al dedo” ésto que un día pidiera nuestro pueblo que era la Autonomía para Andalucía, estos tíos estacionados en el “poder” han hecho de su buena gestión para ellos y mala gestión para nosotros de un emblema y aquí están un día tras otro sacando “adormideras” para que este pueblo siga así, en el paraíso, en un paraíso peligroso, un pacto que se asemeja a un canasto de las manzanas bíblicas pero que la mayoría están podrías.
La espina, la espina má gorda, grave, traicionera e insoportable que un día nos clavaron y que va a terminar con nosotros, aquella de la “Andalucía la que divierte y lleva clavao un puñal…”, aquella que cantaba en los tiempos de la transición nuestro querido paisano Pepe Suero, un puñal más bien que una espina, en el corazón por supuesto, que apenas nos deja respirar, que amañaron esta Autonomía que pese a ser una autonomía de primera y luego otra que se sacó Chaves de la chistera-el segundo estatuto- que lo que menos tenemos es autonomía, que siempre dependemos de los madriles para casi todo, una que conseguimos del 151, pero descafeinada, y no es debido a nuestro sino, ni siquiera a ningún gafe que nos señale con el dedo, es que siempre hay un pacto en nuestro horizonte. Y así no vale, porque en esta maravillosa tierra que nuestros antiguos comparaban o semejaban al Paraiso Terrenal, en esta tierra como digo, nosotros sus moradores podemos de un tirón al grito de “Andaluces levantáos” sacarnos esta espina que padecemos, en la seguridad de que una vez liberada de esta batalla, las otras serán pan comido.
Jaime Martín Palomo, Febrero, 2013.