LA ANTIPOLÍTICA

Enero 17th, 2009

Tengo un amigo, un tanto ordinario, que cada vez que escucha a los grandes políticos españoles y, mientras busca el mando o el botón para apagar el aparato emisor, profiere una expresión en la que, o bien se acuerda de cierto órgano de la prima del parlante o bien lo manda más allá del quinto pino a hacer esa escatológica necesidad humana por todos conocida. Todo ello es manifestado por mi amigo, sin ninguna acritud, con los debidos respetos a los políticos y a sus primas, y si bien la expresión es soez, el mensaje me queda claro: “otra vez lo mismo”, ¿pero qué me estás contando?, “anda y cuéntale ese cuento a Sanani”.

Y es que cada vez estamos más aburridos de la mala política que se hace. Todo suena igual. Que cansancio! Que aburrimiento! Uno miente y el otro más aún; el primero insulta al contrario y viceversa; pero siempre el mismo tono, los mismos gestos, y a veces idénticas frases una vez y otra. Y al final resulta que LA POLITICA, eso tan interesante, apasionante, importante y tantas cosas positivas que acaban en ante, se transforma en su contrario, en lo anti, en LA ANTIPOLITICA.

Ejemplo de ese tedio profundo, lo constituye, en política local, el último Pleno, el del pasado mes de diciembre. De las más de 5 horas que duró, podríamos salvar una de discurso político constructivo. El resto estuvimos debatiendo sobre el sexo de los ángeles, o lo que es lo mismo sobre cuestiones que ninguna trascendencia real tienen ni para el loreño ni para Lora y que al final no son más que palabras vacías de aquí para allá.

He querido ver el Pleno en televisión y sólo he conseguido ver un trozo de la última parte en el que, la verdad, el recuerdo de mi maleducado amigo se me hizo tan patente que me levanté y apagué el televisor.

Bien es cierto que este artículo echa piedras en mi propio tejado, porque yo también soy concejal local, y yo también estuve allí en el aburrido Pleno. Pero la verdad es la verdad y el reconocimiento de lo cierto y la autocrítica es lo que hace progresar al ser humano. Eso es lo que pienso y por eso lo escribo.

PURO TEATRO

Diciembre 13th, 2008

Con frecuencia me pregunto ¿vivimos en un país de verdad, o de ficción?. Porque hay cosas que escucho, leo o veo que me parecen cuento.

Por ejemplo, la Educación: Para todos los ciudadanos es notorio y patente que tanto la convivencia en las aulas como los resultados académicos de nuestros jóvenes van de mal en peor. Para resolver este problema, nuestros gobernantes instauran ciertas medidas de una efectividad innegable. Una de ellas es que el alumno pasa al curso superior por imperativo legal, esto es, por huevos, y otra, la contenida en la Ley de Calidad de la Enseñanza que consiste en que es la Administración la que le dice al profesor el nº de alumnos que tiene que aprobar: si el profesor acepta, pues se le paga muchísimo más que a sus compañeros; que no acepta, pues no sólo no se le paga más sino que se le inspecciona pormenorizadamente, porque evidentemente el fracaso escolar, será imputable al maestro que no logra que el alumno apruebe. Y no falla. Con estas medidas queda solucionado el problema del bajo rendimiento en los centros, y si no véanse las estadísticas oficiales.

Otro ejemplo, la Sanidad Pública: Para todos los ciudadanos es conocido las extraordinarias deficiencias de este fundamental servicio. Pero, sin embargo y por citar un caso cercano, aquí, en nuestro propio pueblo se cumplen tan puntualmente las previsiones sanitarias, que incluso sobra un médico y un ATS de urgencias, y se han suprimido estos servicios.

Y los Juzgados pues otro tanto de lo mismo. Es sobradamente conocido el colapso –que no ya atasco- que sufren nuestros órganos judiciales. Para examinar bien el funcionamiento de los mismos por los gobiernos estatales y autonómicos PSOE se han creado Observatorios específicos (ej. en Violencia de Género) y se realizan inspecciones periódicas a los Juzgados. Y, resulta que, contrariamente a lo que todos creemos, las estadísticas oficiales concluyen que el funcionamiento judicial está dentro de los márgenes previstos. Nada hay anormal.

Y yo me pregunto ¿es verdad o es ficción?.

Intuyo que lo segundo, y mi intuición se ve confirmada por la noticia que recogían los periódicos a finales del pasado mes de noviembre y es que el PSOE de Sevilla ha contratado por la módica cantidad de 60.000 euros a tres asesores de Barak Obama para que durante un día enseñe a los socialistas sevillanos las eficaces estrategias que han hecho que este candidato llegue a ser Presidente de los Estados Unidos y líder en aquel país. Y es que no hay nadie como los americanos para hacer películas, para crear ficción creíble, para hacer que la vida real sea cine.

Aquí en España lo sabemos decir de otro modo: TEATRO, lo suyo, lo de PSOE, es PURO TEATRO.